Estimulación táctil

La Estimulación Táctil es la estimulación temprana inicial recomendada para los bebés, considerando que el tacto es el primer sentido en desarrollarse, por ende, las primeras percepciones son táctiles, las cuales deben ser estimuladas para lograr un óptimo desarrollo de este sentido.

La estimulación táctil procura fortalecer y expandir el sentido del tacto generando miles de conexiones neuronales siendo ello muy beneficioso para un desarrollo motor y psicoemocional del bebé al mismo tiempo que lo relaja y lo alivia del estrés.

La mejor forma de estimular al bebé es mediante el contacto con la piel de los progenitores y masajes.

Para que tu bebé disfrute de un masaje, deberás tener algunas consideraciones importantes para una adecuada estimulación táctil:

  • Para iniciar el masaje, coloca tus manos delicadamente haciendo uso de aceite o crema para bebé.
  • No apliques fuerza, recuerda que lo más importante es tocarlo con suavidad y calma.
  • Las zonas que debes masajear son la espalda, los pies, las rodillas, la cabeza, los glúteos, las manos, las piernas y los brazos.
  • Lo último que debes masajear son la planta de sus manos y la planta de sus pies.
  • Observa cómo reacciona tu bebé, durante el masaje ya que así sabrás qué le agrada y qué no.

Después de realizar un masaje, deberás limpiarlo para retirar el aceite:

  • Pasa un algodón mojado con agua temperada y con jabón, por los pliegues de las axilas, rodillas, cuello, codo, y entre los dedos de los pies y de las manos.
  • Después enjuaga con una toallita húmeda, dando ligeros golpecitos.

estimulacion_tactil_wawakumara